Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
Mejores Prácticas

“Campus LFP BBVA: una experiencia única”

Publicado el 24 de octubre de 2011

 Damián Dibenedetto (BBVA Francés) cuenta en detalle una iniciativa de la casa matriz con impacto local y mundial, en donde los hijos de los colaboradores viven una experiencia de fútbol profesional inolvidable durante una semana en Barcelona, España.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Los hijos de nuestros colaboradores llegan a Barcelona muy cansados después de un largo viaje, sobrevolando el Océano Atlántico quizás por primera vez. Pero la motivación es grande. Sienten que la emoción, el entusiasmo y hasta el orgullo que experimentan tiene una razón de ser apasionante: el pasar una semana en el Campus LFP BBVA.

¿Cómo es el Campus LFP BBVA?

El objetivo de Campus LFP BBVA es fomentar valores como la convivencia, el respeto por el compañero y el trabajo en equipo, utilizando al fútbol como herramienta de educación para el desarrolloEs una iniciativa de BBVA y la LFP (Liga de Fútbol Profesional de España) que, a nivel internacional, ofrece la posibilidad a los hijos de nuestros colaboradores en todo el mundo (niños y niñas, de entre 8 y 13 años, de distintos países) de viajar a España durante una semana para vivenciar y compartir un campamento único.

Ahí, los chicos viven como si fueran jugadores de fútbol profesional: aprenden, entrenan y juegan durante una semana, en talleres educativos y formativos. El objetivo de dicho encuentro es el de fomentar valores como la convivencia, el respeto por el compañero y el trabajo en equipo, utilizando al fútbol como herramienta de educación para el desarrollo.

El cronograma de actividades es de lo más variado y, si bien el juego siempre está presente, también lo están la educación y el entrenamiento.

Año a año, una iniciativa que crece

Para la primera convocatoria, en 2009, arrancamos tímidamente. Estamos a muchos kilómetros de España y era lógico que no tantos padres inscribieran a sus hijos. Pero con el correr de los años, cada vez más papás y más chicos se interesaron en la propuesta. Siempre seleccionamos por sorteo un grupo de 10 afortunados, entre niñas y niños, sobre un total de 40 postulantes aproximadamente. Pero este año se anotaron más de 120 chicos. Y lo único que hicimos fue una simple postal y una nota en la revista interna como todos los años. Evidentemente funcionó muy bien el famoso, y no siempre seguro, boca en boca.

La tecnología al servicio de la comunicación

Desde el desayuno hasta la cena, las cámaras de video no se apagan nunca y transmiten en vivo lo que sucede en el Campus. Eso otorga gran tranquilidad a los padres que pueden ver a sus hijos jugando y disfrutando de las actividades programadas. Además, este año nos sorprendimos mucho porque se construyó una relación entre los papás de los chicos que supera ampliamente la red laboral. Esto se dio, entre otras cosas, gracias al correo electrónico, a través del cual nosotros les enviábamos imágenes y videos breves para que puedan saber de sus hijos desde la distancia.

Compartiendo culturas

En Campus LFP BBVA los chicos practican el fútbol intensamente, pero sobre todo comparten su pasión con niños de diferentes culturas: España, Portugal, Estados Unidos, Panamá, México, Colombia y Chile. Esto es muy enriquecedor para ellos. Es una experiencia de intercambio inolvidable que sin duda les da un empujoncito en su independencia.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *