Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
Tendencias

Activaciones integrales para mejorar el clima

Publicado el 24 de febrero de 2012

 El clima laboral es mucho más que una encuesta por año, y por eso desde la gestión de las comunicaciones internas es necesario adoptar una visión superadora para aprovechar todo lo que permita mover el termómetro. Beneficios, reconocimientos, celebraciones… son muchos los temas que abordados con una buena comunicación, inciden directamente sobre el clima de la empresa.

Todos sabemos que la gestión del clima no es una cuestión estacional, sino que se construye durante todo el año, en cada momento y cada acción. Con esta conciencia, muchos de los temas que forman parte del plan estratégico de comunicación interna pueden alinearse para que directa o indirectamente colaboren con este gran objetivo de tener cada vez un mejor clima. Hagamos juntos un repaso:

El arte de reconocer

A todos nos gusta escuchar que somos buenos en lo que hacemos, porque eleva nuestra autoestima, nos sentimos valorados y nos genera alegría. Especialmente felicitar actitudes y buenas prácticas tiene una gran fuerza motivadora que se multiplica en todos sus niveles. ¿Cómo? Aquí es dónde la CI tiene un rol protagónico estimulando el reconocimiento entre colaboradores, sistematizando una cultura de la felicitación más allá del jefe y su colaborador. Esto influirá en la colaboración entre las personas y el buen estado del clima interno.

Beneficios y algo más

Los beneficios en las empresas se están convirtiendo en un commoditty. Para salir de esta situación es necesario mostrar nuestros diferenciales, ese plus que nos hace especiales. Y especialmente comunicar sinérgicamente todo lo que hacemos para que los colaboradores estén cada día mejor. Lo importante desde CI es gerenciar la percepción de los beneficios a partir de una concepción integral, que englobe el abanico de “todo lo que la empresa hace para mí y mi bienestar”. Esto incluye tanto los beneficios remunerativos, los no remunerativos, cobertura médica, chequeos de salud, etc. También incluye los programas de work life balance, situaciones que favorecen al equilibrio entre la vida laboral, personal y familiar, que contribuyen a sostener la estabilidad emocional en todos los ámbitos. En conjunto, supone un plus distintivo que afianza la relación del colaborador con “su” empresa.

Las buenas nuevas construyen clima positivo

Los colores impregnan energía positiva a las personas, pero en este caso no hablamos solo de lo visual, sino de buenas noticias y experiencias coloridas para fomentar el contagio de sonrisas. Actividades de integración, torneos deportivos, eventos con las familias propician espacios de intercambio, de charlas distendidas y el encuentro de puntos comunes entre las personas. Comunicarlos efectivamente en distintas instancias y a través de distintos estímulos hará que un día especial se extienda a una semana y propague sus historias y buen humor por meses.

A celebrar se ha dicho

Como pasa con los amigos, lo importante es juntarse, más que los motivos. Desde la comunicación interna tenemos el rol de encontrar las excusas para celebrar juntos. Acciones que pueden resultar pequeñas, cuando están atomizadas pueden impactar notoriamente en el humor de las personas si son planificadas estratégica y sistemáticamente. De esta manera, brindamos una razón más para trabajar contentos, porque estamos a gusto. Desde las fechas que sabemos todos (día del padre, de la madre, del niño, entre otras) pasando por las que sabemos nosotros (aniversario de la empresa, producto estrella o éxitos comerciales) hasta por las que se supone, sólo sabe el colaborador (mi boda, el nacimiento de mi hijo, mi ascenso).

Objetivo mejores líderes

La incidencia de los líderes en el clima es un factor determinante, y también acá podemos actuar para seguir mejorando. El liderazgo no es necesariamente innato, y por eso requiere entrenamiento. La clave es la capacitación, a través de acciones de coaching individual o  talleres, que ayudan a los líderes a aprender cómo manejar la comunicación interpersonal, y adoptar un rol positivo y activo de comunicador. El liderazgo eficaz es  fundamental para estimular el trabajo en equipo, la apertura para la creatividad y la generación de ideas, y así crear organizaciones inteligentes.

El corazón de la CI es mejorar el clima en las organizaciones. Ahora sabemos que podemos capitalizar todas estas acciones para ser actores de cambio e impactar en la mejora del clima interno. Después de esto, volvamos a pensar en la encuesta: ¡hagamos y comuniquemos, midamos y festejemos!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *