Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
Tendencias

Bienvenidos al mundo digital

Publicado el 11 de enero de 2017

 

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El uso de las redes sociales internas es el próximo paso en el mundo de las organizaciones. Esto implica más personas comprometidas y responsables de hacer que estas herramientas estén en boca de todos.
Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn


Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Por Javier Barba

Está claro que las redes sociales vienen desde hace años modificando nuestra manera de vivir, como si todos los hechos tuvieran que quedar registrados en una cuenta para dejar testimonio de que realmente sucedió. Llegaron a cambiar el mundo y obligaron, también, a una transformación del público, de pasivo a activo, más participativo y con una voz propia en cada mensaje. Hubo un tiempo en que muchas organizaciones prohibían a sus colaboradores el acceso a Facebook o a Twitter, porque las consideraban motivos de distracción durante la jornada laboral. Con el tiempo entendieron que permanecer ajenas a eso las dejaba fuera de una tendencia mundial.

Actualmente muchas organizaciones piensan distinto. Aunque ahora el problema es otro: cada vez son más las que deciden implementar acciones de redes sociales internas, pero sin una estrategia ni contenido interesante que pueda captar la atención de los colaboradores a largo plazo. Se pone mucho más el acento en la herramienta interna, descuidando los contenidos –los verdaderos impulsores del éxito, lo que realmente hace la diferencia y atrae la atención-. El objetivo de toda red social interna es convertirse en un canal oficial, más colaborativo, que acompañe a los demás y que cubra a todos los diferentes públicos.

Ante la falta de ideas las organizaciones terminan recayendo en lo típico: concursos, fotos de sucursales, personas destacadas, etc., un camino que inevitablemente colocará a las redes sociales interna en la monotonía y en el olvido.

 

 

¿Cómo hacer para tener una red social interna exitosa?

 

  • Nombrar uno, o varios, community managers internos o que gestionen la comunicación y generen contenido original.
  • Publicar contenidos diversos, destinados a diferentes públicos, tanto los más experimentados como los millennials.
  • Recordar siempre que lo que se comunica tiene que mantener un cuidado responsable. Entender que se está dentro del marco de una empresa y la que “habla” es la imagen de la compañía.
  • Tener pensada una estrategia de lanzamiento que genere entusiasmo en la gente.
  • Trabajar con los líderes, para que se conviertan en los promotores del canal.
  • Mantener la herramienta viva, realizar calendarios de posteos, campañas para que participe la gente, innovar en las secciones, invitando a los colaboradores a participar en las ideas.
  • Tener una revista digital ayuda mucho al crecimiento de la red social interna. En ella se pueden compartir notas, fotos o la revista completa.

 

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Los comentarios están cerrados.