Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
Tendencias

¿Cómo emprender un proceso de comunicación en cascada?

Publicado el 29 de Abril de 2015

 La comunicación en cascada es un requerimiento cada vez más frecuente en las empresas de primer nivel. En esta nota, algunas sugerencias para aprovecharla al máximo.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Por Pamela Astudillo

Objetivos estratégicos, la aplicación de un nuevo manual de políticas de calidad, un nuevo proyecto, un plan para ampliar la canasta de productos. Cualquiera sea la acción organizacional que amerita ser comunicada, “debe ser cascadeada”, porque la “información tiene que bajar”.

Además, el cascadeo es un proceso comunicacional que luce como mandatorio para la reiterada petición de “alinear” a todos los miembros de la empresa en función de los objetivos.

Por todo lo anterior, dejamos siete reflexiones para emprender efectivamente este proceso dentro de sus organizaciones:¿Cómo emprender un proceso de comunicación en cascada?-DES-03

  • El cascadeo será más efectivo sobre un entramado relacional saludable. Entre más insalubres sean las comunicaciones interpersonales, menos efectivo será el proceso de comunicación en cascada. El camino más seguro para mejorar los procesos de comunicación en cascada es el trabajo sobre las relaciones interpersonales y un profundo trabajo personal con los líderes de la empresa.
  • Controlar el proceso de cascadeo no le agrega valor a la calidad de las conversaciones que éste atomiza. Es frecuente observar templates o formatos para llenar tras el cascadeo, y muchas veces se le invierte más tiempo al llenado que al cascadeo en sí mismo. De hecho, parece ocurrir que los mecanismos de control hacen del cascadeo un requisito y no una manera de relacionarse dentro de la organización.
  • La información baja, pero en la bajada hay que cosechar la devolución de los trabajadores que tiene que subir de regreso a los niveles ejecutivos para retroalimentar.
  • En algunos casos se ha escuchado la petición de preparar a quienes realizan el cascadeo en la tarea de “inmovilizar” a aquellos que “siempre preguntan”. Este tipo de acciones suelen contracturar las relaciones y el cascadeo mismo. Es menester trabajar la escucha y darle espacio a las preguntas y cuestionamientos. No parece a primera vista, pero es el camino más corto para sumar aliados a la gestión.
  • Si el responsable de realizar el proceso de cascadeo está de acuerdo con todo lo que dice, tiene altas probabilidades no sólo de querer hacerlo bien sino también de hacerlo bien, efectivamente.
  • El cascadeo no es un momento, el cascadeo es una manera de relacionarse dentro de las organizaciones.
  • El cascadeo demanda de entrenamiento y aprendizaje. En organizaciones donde la instrucción es el único instrumento de vinculación, no se da con facilidad un proceso de comunicación como el cascadeo que involucra a todo el personal, que aspira a tener retroalimentación en el proceso y compromiso en los resultados. Lo más recomendable es que la capacitación en esta materia no sea reactiva, ni responda a un requerimiento que debe comunicarse con urgencia.

Para consultar más acerca de nuestros servicios de cascadeo, escribinos a: auhart@bwcomunicacion.com

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *