Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
En Foco

Con un pie en lo que está por venir

Publicado el 16 de diciembre de 2014

 Planificar un año por adelantado requiere, sobre todo, equilibrar la fijación de metas claras y contundentes con la flexibilidad necesaria para la empresa. Es un desafío, pero posible si se tienen los esquemas adecuados.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Por Florencia Gambetta, de BW Comunicación Interna Uruguay

 

Es el ABC: hay que partir de la realidad. De las aspiraciones y necesidades a nivel de negocio. De lo que están viviendo los colaboradores. De las características y cultura de la empresa, más allá de las tendencias. De las cosas como son, en definitiva, y de cómo se desea que sean para el nuevo período.

Aún los “imprevistos” raramente surgen de la nada: al conocer la industria en la que se trabaja -¡y para los comunicadores es un “must”!- se pueden adelantar escenarios esperables para el año.

A partir de esto se definen los objetivos generales de comunicación. Algunas dimensiones clave a tener en cuenta, en todo tipo de empresa, son:

  • Alinear los equipos a los objetivos de negocio.
  • Facilitar la coordinación del trabajo y potenciar el talento.
  • Contribuir al bienestar a la gente.
  • Construir cultura y compartir valores.
  • Optimizar herramientas y procesos de CI.

Pensar en grandes ejes de acción ayuda a organizar un gran volumen de acciones y también asegura el cumplimiento de las funciones más importantes de la CI.Con un pie en lo que está por venir-des-01

 

Paso a paso

Ya con las metas claras se puede hacer foco en las acciones a ejecutar en el año. Las ineludibles son:

  • ¿Qué grandes proyectos desarrollará la empresa?
  • ¿Habrá algún cambio sustancial que acompañar?
  • ¿Cuáles son las contingencias a las que se debe prestar atención?
  • ¿Qué actitudes se necesitan de los colaboradores para tener éxito este año?
  • ¿Habrá acontecimientos y fechas especiales que puedan aprovecharse?

 

Para dar continuidad con el período anterior, se podrían considerar estas acciones, que ya son esperadas por los colaboradores:

  • Family days, jornadas temáticas, acciones de RSE, celebraciones que se han vuelto “un clásico”.
  • House Organs, videos institucionales u otros medios de salida periódica.
  • Grandes campañas que se renuevan año a año bajo diferentes consignas.

Abordados los grandes hitos, sólo queda “distribuir” las demás acciones en el resto del año, para mantener un diálogo fluido a lo largo de todo el período.

 

Una herramienta de trabajo

El Plan de CI debe ser, ante todo, práctico: una buena idea sería reservar los eslóganes creativos, la prosa inspirada y los juegos de palabra para las piezas. El plan debe estar escrito en forma directa, inequívoca para todos los involucrados, con toda la información necesaria y nada más que la necesaria. El plan es una herramienta de trabajo, ¡útil y eficaz!

 

Tips de planificación

–        Aprender: la planificación comienza con la evaluación del año anterior.

–        Involucrar en la planificación a los actores clave.

–        Trazar las líneas estratégicas, afinar los detalles a lo largo del año.

–        Seleccionar los canales teniendo en cuenta nuestros públicos -con sus posibilidades y preferencias- y la naturaleza de los mensajes.

–        Detectar oportunidades únicas de este año, en la empresa o en el entorno.

–        Validar el plan con referentes de otras áreas.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *