Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
En Foco

Días de fiesta

Publicado el 16 de Diciembre de 2013

 ¿Por qué son importantes las celebraciones con el equipo de trabajo? ¿Qué es lo que se puede transmitir en ellas? ¿Es conveniente festejar cuando la empresa atravesó un mal año?

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Por Marco Arru

 

Las celebraciones empresariales desempeñan un papel central en el éxito de la compañía, aún en los momentos difíciles: nuestra sociedad reconoce la importancia de reunirse ante una situación adversa. Además de integrarnos, la celebración eleva la autoestima y fomenta la libertad de la genuina expresión: alegría, humor y los diversos aspectos creativos de nuestra vida. Las celebraciones dentro de la estrategia corporativa, aumentan la sensación de placer, vitalidad y acompañamiento; por oposición al estrés diario y la rutina.

Según la Real Academia Española, “Fiesta” significa diversión, regocijo, reunión para celebrar, o divertirse. También agasajo. Lo que estos conceptos tienen en común es que hay que juntarse, moverse, DESTACADOS marco-01y sacudir lo cotidiano para generar nuevos acontecimientos. Una celebración se convierte también en un ejercicio de autoafirmación. Festejo, luego estoy vivo.

 

Todos juntos

Sin ceremonias frecuentes, los vínculos que mantienen a las personas unidas se desatan, se diluyen las conexiones emocionales con la compañía, se pierden la esperanza y la visión comunes.

Por ejemplo, la fiesta de fin de año puede ser la oportunidad más importante que tiene la compañía de reunir a toda su gente en un solo lugar y al mismo tiempo. ¿Por qué no aprovechar el evento para compartir un mensaje? Las celebraciones ayudan a edificar la unión, generan cultura al dar significado a los símbolos y ayudar a los individuos a aprender un lenguaje común. Por eso la celebración necesita tener un punto focal, una razón, un tema, que se convierte en el marco de la expresión. Pueden ser los resultados, los desafíos por venir, las ventajas comparativas para afirmar, etc.

“La creatividad no tiene que ver con los recursos económicos, sino con el ingenio puesto al servicio de generar las ideas para la fiesta” afirma Marcelo Gordin, Director de Énfasis Motivation Company.

La fiesta de fin de año es un poderoso evento de comunicación y puede ser pensada en tres momentos comunicacionales: antes, durante y después. Preparar el contexto, generar las ganas de participar, e invitar al personal, son parte del tiempo previo a la celebración. En el transcurso, todo tiene que estar planificado para transmitir el mensaje deseado. Una vez terminado el festejo propiamente dicho, tenemos la oportunidad de hacer durar la recordación, capitalizando y difundiendo los resultados de la fiesta a través de nuestros medios de comunicación, contarle a los que no fueron y permitir a los que asistieron que revivan el buen momento y fijen los conceptos compartidos.

 

¡Felices Fiestas! ¡Y a celebrar el 2014! 

 

Para leer más:

•        Celebraciones en las empresas. El rol que el ritual y las ceremonias juegan en las organizaciones. De Terrence E. Deal y M.K. Key. 1° edición, 1999. Ed. Granica México; 236 págs.

•        Venga un celebrazo: http://pulso-ci.bwcomunicacion.com/venga-un-celebrazo/

•        Descubre el Diagnóstico CI entrando a www.diagnosticoci.com

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Una respuesta a “Días de fiesta”

  1. […] son las empresas que organizan infinidad de actividades y eventos como fiestas de fin de año, Family Day, visitas de los hijos a las oficinas, convenciones y […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *