Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
Tendencias

El poder de los líderes informales

Publicado el 07 de septiembre de 2017

 Sucede en las empresas que hay gente que, por sus capacidades y habilidades, se convierten en facilitadores de la información, confiables y accesibles.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Hay mucha gente que comienza a consumir un producto o servicio después de verlo publicado por alguna persona destacada en las redes sociales. ¿Cuántas veces alguien se siente tentado de conseguir aquello que está comiendo algún deportista famoso o un actor exitoso? Esos modelos de importante exposición son los famosos influencers: personas con millones de seguidores, miles de visitas, infinidad de comentarios y textos inspiradores, que se muestran acompañados de la marca que están consumiendo. Sus opiniones, validadas y respaldadas por la cantidad de seguidores y visitas, generan una gran reputación de marca y un llamado de atención hacia sus públicos.

Las características de los influencers, más allá de su repercusión social, podrían ser la simpatía, la habilidad para comunicarse y la empatía en el diálogo. Muchas de estas capacidades son también extensibles a las empresas. En este sentido, los colaboradores cercanos a la gente, y con carisma, muchas veces funcionan como influencers: su palabra tiene un gran respaldo y lo que dice es, la mayoría de las veces, aceptado sin ningún tipo de dudas.

Sin embargo, para que exista esto debe existir una conexión entre el influencer y el público, que sea capaz de capturarlo a través de intereses en común, y transmitiendo a su vez los valores, cultura, y normas de la organización.

La comunicación de los influencers

En estos tiempos de cambio, los influencers se convirtieron en una nueva herramienta de comunicación clave, una de las más novedosas y efectivas en la actualidad. Un 84% de las marcas realizan campañas de comunicación a través de influencers. En cuanto a los internos, su comunicación es distinta, puesto que su objetivo es demostrar credibilidad constantemente, aun cuando existan factores externos que lo dificulten. No se trata de un proceso complicado, si no que requiere disciplina, estrategia y reconocimiento, convirtiendo a aquella persona con esa capacidad en un líder (aunque formalmente no ocupe ese rol).

En tiempos anteriores los líderes de opinión eran autoridades, profesionales, personas con experiencia y gran trayectoria; en la actualidad se trata de algo totalmente distinto, personas capaces de influir en cualquier persona por su credibilidad y experiencia porque se identifican con ella, confían, respetan y admiran.

Esta nota está inspirada en el texto publicado en https://www.ickollectif.com/single-post/2017/04/11/Internal-Influencers-actionable-and-no-longer-optional

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Los comentarios están cerrados.