Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
Tendencias

Jugar con la Comunicación Interna

Publicado el 28 de Octubre de 2013

 La gamificación, que consiste en llevar dinámicas lúdicas a contextos ajenos al juego, viene cobrando cada vez más fuerza en las empresas y en la Comunicación Interna.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Javier Barba

 

La tecnología sigue avanzando a paso firme y su repercusión es mucho más importante de lo que se piensa. El efecto que tiene en la vida de las personas propicia cambios en sus conductas y en la forma en que concibe todo a su alrededor.

Cuando se pensaba que el juego había nacido y desarrollado con un único propósito -el del ocio y la diversión- el crecimiento de los soportes tecnológicos, el surgimiento de las redes sociales y de las aplicaciones móviles modificó su fin original.

Esta oleada tecnológica y la evolución del 2.0 permitieron la ampliación del campo de acción del juego en diversos ámbitos; en otras palabras, dieron inicio a lo que hoy se conoce como gamificación. Su objetivo es bastante simple y concreto: crear actividades lúdicas para incentivar determinadas conductas y que, por supuesto, la gente se divierta.

Una familia, por ejemplo, puede inventar un juego en el que sus miembros acumulen puntajes por juntar residuos o mantener en orden el hogar. Trasladada al contexto laboral, sucede algo similar, ya que consiste en interpelar a los colaboradores a ser más productivos, entrar a horario o aumentar las ventas implementado la mecánica de la jugabilidad, entre muchas otras cosas.DESTACADOSjavi-03

 

Gamificación y Comunicación Interna

Si hay experiencias exitosas del juego en muchos ámbitos de la vida, no es un error considerarlo una herramienta potencialmente útil e importante para la CI, sobre todo al momento de lograr dos de sus más importantes fines: mantener a los colaboradores alineados a la estrategia de la compañía y generar un mayor sentido de pertenencia con ella.

Aunque las ventajas que la gamificación puede llegar a aportarle a la Comunicación Interna son copiosas y diversas. Estas son algunas de ellas:

  • Favorece la retroalimentación: al completar objetivos y niveles a partir de la información otorgada, se percibe claramente si los mensajes son comprendidos en la organización.
  • Contribuye al trabajo en equipo: muchos juegos transcurren con la participación de varios equipos.
  • Estimula el Clima Laboral: el juego invita a divertirse y reírse.
  • Desarrolla la creatividad: pensar como chicos siempre es una buena oportunidad para pensar de manera diferente.
  • Aumenta la productividad: la competitividad vista a través del juego despierta nuevos desafíos y deseos por realizar nuevas cosas.
  • Promueve el cambio cultural: los diferentes ingredientes de un cambio cultural se convierten en actividades lúdicas para convertirse de a poco en aspectos más arraigados.
  • Ayuda a la gestión a distancia: los juegos contribuyen a familiarizarnos con colaboradores de otros países.

La gamificación es abrir una nueva fuente de participación, compromiso, motivación y colaboración. Y todo parece indicar que también es una actividad que irá ganando terreno, sonrisas y cada vez más adherentes pensando como niños.

 

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Una respuesta a “Jugar con la Comunicación Interna”

  1. Marco Arru dice:

    Hola Javi, excelente tema y muy buen artículo. Solo me permito observar la oración inicial “La tecnología sigue avanzando fugazmente…” FUGAZ según la RAE significa:
    1. adj. Que huye y desaparece con velocidad.
    2. adj. De muy corta duración.
    Imagino que el sentido que habrás querido imprimir es otro, algo así como que La tecnología se instaló en nuestras vidas y avanza a paso firme…

    Espero que tomes esta observación con buena onda, ya que fue pensada para que se entienda el sentido correcto de lo que querías transmitir.
    Un gran abrazo, Marco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *