Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
Tendencias

La C.I. no se toma vacaciones

Publicado el 28 de diciembre de 2009

 El receso veraniego nos presenta un gran desafío comunicacional: acompañar a los que se van, alentar a los que se quedan, ocupar los espacios vacíos, mostrar que la empresa sigue su normal funcionamiento y sentar las bases para el año que está empezando.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Comunicación Interna a 35°

En muchas empresas se tiene la concepción de que enero y febrero son meses en los que no hay nada para comunicar, pero la experiencia nos demuestra que se puede capitalizar esta situación y aprovecharla para hacer hincapié en distintos temas.

A continuación, te presentamos diferentes oportunidades de comunicación que nos da el verano.

1- Estacionales: podemos fortalecer la integración del núcleo familiar del personal con la vida de la empresa, a través de piezas relacionadas con la seguridad vial, los cuidados de salud en verano, etc. Un tema muy necesario de abordar es el de la prevención del dengue. También se nos abre la posibilidad de estar presentes en una situación placentera como las vacaciones, con una publicación especial para chicos o con distintos regalos para utilizar en la playa.

2- Introspección: salir de la vorágine y del bombardeo cotidiano que hay durante el resto del año, permite hacer foco en temas relacionados con el desarrollo personal que requieren un mayor nivel de atención. Esta situación se puede aprovechar para publicar cursos de verano, oportunidades de movilidad interna, programas de desempeño, etc.

3- Orden: también se pueden tocar temas más livianos que no tienen una relación directa con los objetivos estratégicos de la empresa pero permiten ordenar el trabajo de cara al año que se viene. En esta categoría pueden entrar el housekeeping, la actualización de los datos personales, relevamiento de materiales de trabajo, planificación, etc.

4- Medir: el verano es un buen momento para medir, ya que el personal está mejor predispuesto y con tiempo para contestar una encuesta o participar de un focus. La percepción de los canales internos o el conocimiento sobre distintos temas pueden ser tópicos a medir; una posterior medición hacia fines de año nos permitirá comparar y establecer la eficacia de nuestra gestión de comunicadores.

Llega el verano, protegete del sol usando factor C.I.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Una respuesta a “La C.I. no se toma vacaciones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *