Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
Tendencias

La CI como vehículo de la Cultura Organizacional

Publicado el 10 de Mayo de 2017

 Las conversaciones informales, entretenidas y sin objetivos, deberían estar todos los días. Éstas alimentan las conversaciones con objetivos.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Por María Inés Rocca, Directora de BW Comunicación Interna en Uruguay

Pensemos cómo nos sentimos cuando estamos frente a una conversación distendida, honesta y sincera. El clima en ese momento determina la profundidad y éxito de ese diálogo. Solo en ambientes cómodos se dan las charlas más relevantes.

El aporte de la CI a la Cultura

 La CI contribuye a la formalización de una cultura organizacional. La cultura no es tangible pero se manifiesta a través de ritos, mitos e historias que enlazan a la organización. La forma de hacerla explícita es a través de la comunicación. Este tipo de comunicación implica comunicar cómo hacemos lo que hacemos.

  • Resulta vital tener una cultura compartida y reconocida por todos los colaboradores
    .
  • La capacidad de los lideres de generar diálogos saludables para la empresa contribuirá a la “salud” de esa cultura.
  • Cuántos más efectivos sean los canales de CI de los que disponemos, mejor podremos comunicar cómo hacemos lo que hacemos.

 

4 acciones para reforzar la Cultura Organizacional 

  • Comunicación de Identidad y Valores: los valores brindan soporte a la visión, moldea la cultura y refleja lo que la empresa realmente valora. Resulta fundamental para alinear y generar un proyecto común.
  • Cultura de Participación: como dice el dicho: “Dímelo y lo olvidaré, enséñamelo y lo recordaré, involúcrame y lo aprenderé”, implica involucrar a los colaboradores en el proceso de toma de decisiones. Este tipo de acciones generan mayor compromiso con sus tareas y la organización, son una linda forma de reconocimiento y permiten una mayor productividad y motivación de los colaboradores. Algunos de los posibles mecanismos de participación son los Comités de trabajo, las Redes de CI, los Concursos internos, entre otros.
  • Clima de Celebración: la celebración como forma de integrar, involucrar, motivar, enfatizar la visión organizacional, reforzar cumplimiento de objetivos, destacar comportamientos deseados, vivenciar los valores. En definitiva, la celebración siempre es una excelente excusa para contribuir al clima positivo de trabajo.
  • Involucramiento de líderes: el líder es la personificación de la Cultura. El líder crea Cultura a través de su comportamiento. Pueden existir canales que transmitan los valores, pueden haber un sistema de prácticas culturales, pero si no existe un involucramiento positivo de los líderes en la construcción de la Cultura, el resto falla.
Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *