Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
En Foco

La conversación interpersonal en contextos de cambio

Publicado el 14 de agosto de 2019

 En esta nota te proponemos repensar la figura del líder y la comunicación en una organización.

La comunicación es esencial en el ser humano, es la base de todo tipo de relaciones sociales y es clave para el funcionamiento de grupos. Como sujetos, participamos en diferentes ámbitos con otros y necesitamos comunicarnos. Pensemos en el nivel más básico como es el de la comunicación interpersonal: ese momento en el que compartimos un espacio físico con otro e interactuamos cara a cara. Es ese momento en el que conectamos con otra persona y dejamos fluir nuestras emociones, nuestros gestos, nuestras ideas y percepciones. Más allá de intercambiar mensajes, entramos en contacto, conversamos, nos enriquecemos de sentido.

 

Hace un tiempo que las conversaciones entre los individuos suceden en dos planos: cara a cara -como venimos describiendo- y digital. Para algunos, sobre todo para las generaciones más jóvenes, conversar con otro mediante plataformas resulta la manera más ágil y fluida, dejando la conversación interpersonal en un segundo plano. Si pensamos este escenario en el contexto de una organización, podemos decir que ambas modalidades también conviven: cara a cara mediante reuniones, actividades; y de manera digital: mails, plataformas colaborativas, chats. En nuestra última edición del Diagnóstico de Comunicación Interna, descubrimos que el canal más valorado dentro de una empresa es el encuentro cara a cara (14,7%), seguido de los eventos de celebración (14,7%) y en un tercer lugar el mail corporativo (9,5%)*.  

 

En contextos de cambio y procesos de transformación cultural es muy importante que como comunicadores no perdamos de vista las posibilidades de conversar y acompañar a los colaboradores.  Las situaciones de cambio generan un clima de incertidumbre, donde quienes interactúan en la organización  no se sienten animados. Por eso, es clave que desde nuestro rol llevemos a cabo la tarea de crear espacios diferentes para que todos puedan expresarse de la manera más cómoda posible. En esta coyuntura, el líder debe tener la capacidad de generar espacios de conversaciones, para que todos puedan sentirse parte de ese nuevo proceso. El acercamiento puede realizarse desde:

  • una simple conversación informal en el almuerzo para saber cómo está y qué  piensa,
  • una actividad relajada para compartir y conocerse más.

Estas iniciativas son efectivas para modificar comportamientos y maneras de desenvolverse en el ámbito laboral.

Por lo general, las personas suelen subirse a la ola del cambio y la transformación, pero hay un porcentaje que no sigue esa línea. Sobre ese grupo hay que trabajar más y realizar un acompañamiento, los líderes deben tener la  capacidad de conectar con las personas, para generar un lazo de confianza y escuchar que tienen para decir. Es importante que los colaboradores puedan desarrollar un sentido de pertenencia  con la compañía y animarse a participar.

 

Por fuera de las herramientas que nos brinda la comunicación digital con las nuevas plataformas, como comunicadores debemos potenciar al líder para desarrollar las habilidades necesarias al momento de mediar situaciones e  influenciar sobre otros. Muchas veces, los líderes no están capacitados o bien pasan por alto algunas cuestiones: es clave que puedan poner en práctica la cuestión de la escucha y la empatía, para lograr poner a ese otro en el centro, de esa manera el encuentro será transformador.

 

* Para conocer los datos completos ingresá a http://www.diagnosticoci.com/ .

 

Esta nota está inspirada en el Workshop COMUNICACIÓN INTERPERSONAL – Claves para el Liderazgo en CI de Bárbara Barreiro. Conocé las propuestas en http://www.bwcomunicacion.com/formacion

Los comentarios están cerrados.