Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
Tendencias

La receta del buen comunicador

Publicado el 15 de abril de 2013

 

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Con la profesionalización y el desarrollo de las Comunicaciones Internas, el rol del especialista en la materia se perfecciona cada vez más. Compartimos en esta nota algunas habilidades que marcan la diferencia en el perfil de un buen referente de CI.
Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn


Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Por Rodrigo Ramirez

El protagonismo que la Comunicación Interna viene ganando durante los últimos años en las empresas contribuyó a que se convirtiera en materia de estudio y de análisis, y a que los profesionales, dentro de un mercado más desafiante, deban perfeccionarse sistemáticamente. El especialista en CI es un rol cada vez más calificado. Desde nuestra experiencia de agencia, donde interactuamos todos los días con decenas de referentes de Comunicación Interna, compartimos a continuación (y sin ánimo de hacer un listado exhaustivo) algunas habilidades que diferencian a un buen profesional.

 

  • Mirada estratégica del negocio

Para realizar una buena comunicación, hay que entender “el todo” como un conjunto y no como una suma de partes. Es decir, no perder la conexión entre la comunicación y el objetivo del negocio. Es indispensable permanecer en contacto con los principales líderes y entender el rumbo que ellos están trazando para la compañía.

  • Orientación a medir

Dimensionar el impacto de la comunicación dentro de la empresa es una tarea a la que nadie debería temerle. Una buena gestión de la comunicación tiene que estar medida por indicadores de gestión, para dimensionar el retorno sobre la inversión de un presupuesto comunicacional.

  • Convicción

Quien ejerce el liderazgo de áreas comunicacionales debe creer en lo que hace y saber “seducir” a sus clientes internos. El entusiasmo es contagioso: el buen comunicador crea aliados dentro de la organización para que la comunicación fluya por toda la empresa.

  • Creatividad y Flexibilidad

La capacidad de innovar es un diferencial, sobre todo en contextos latinoamericanos en los que debemos ser sensibles y presentar flexibilidad ante el constante cambio. La creatividad siempre es valorada, pero también puede ser criticada, y existe el riesgo de equivocaciones. Por eso es muy importante contar con feedback permanente de la organización y saber corregir a tiempo aquellas acciones que no estén dando los resultados esperados.

  • Capacidad de abstracción y de hacer analogías

Los comunicadores deben tener la habilidad de traducir problemáticas a un lenguaje sencillo y entendible para la organización, filtrando los recursos más apropiados según el caso. Metáforas creativas, historias testimoniales, o simplemente la utilización de un lenguaje adecuado favorecen al entendimiento de cara al público interno.

  • Método

La buena comunicación interna es parte de una combinación de factores (oportunidad, disposición, cultura corporativa, etc.). Una metodología clara y consensuada con los responsables de la organización, antes de comenzar proyectos comunicacionales, permite visualizar escenarios y corregir proceso.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

2 respuestas a “La receta del buen comunicador”

  1. Marco Arru dice:

    Hola Rodrigo, sumo a tu lista el aprendizaje permanente. La actualización constante. Abrazo, Marco

  2. Alejandra Rivera dice:

    Rodrigo, comparto tu punto de vista, sin embargo complementaría que un buen comunicador debe ser creíble y confiable, así como ser guardián de la cultura de la empresa (rol compartido con el Gerente y los líderes). También es muy importante destacar que debe conocer muy bien sus audiencias internas, tenerlas mapeadas para saber como llegar a ellas. Saludos!, Alejandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *