Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
En Foco

Las carteleras aún tienen mucho para contarnos

Publicado el 24 de Junio de 2014

 La era digital nos permitió vivir la evolución de varios canales de Comunicación Interna, así como también reveló la vigencia y utilidad de algunos otros canales no digitales, como las carteleras físicas, y su gran utilidad en la estrategia y entramado de medios de CI.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Por: María Inés Rocca

Para las empresas con dispersión geográfica y personal distribuido en varias oficinas y sucursales, las carteleras físicas siguen siendo un canal válido de comunicación interna.

La cartelera tiene entre sus ventajas que es un medio fácil de actualizar, permite una fácil rotación de mensajes y es un canal económico de gestionar (aunque demandante en términos de tiempo).

Algunas sugerencias para una exitosa gestión de las carteleras son:

  • Renovación: requiere de actualización periódica para que no caiga en desuso.
  • Ubicación: se recomienda que sean colocadas en espacios de acceso común a todos los colaboradores así como en lugares que permitan detenerse unos minutos para su lectura.
  • Diseño: muchas veces “compite” con cartelería institucional. Por eso es importante que contenga un diseño atractivo que se identifique con el canal.
  • Contenido y redacción: su redacción debe ser concisa, de fácil y rápida lectura. Un titular importante y atractivo, con una breve referencia al tema.
  • Apertura: cuando la cartelera queda abierta a la utilización por parte de la gente (es decir, que el público pueda colocar allí sus propios mensajes) el canal se vuelve más convocante y los contenidos publicados por la empresa pasan a atraer más la atención de los receptores.

 

El riesgo del Layout de secciones:

Una práctica muy común es pensar en un layout con diferentes secciones destinadas a diferentes tipos de información: institucional, sociales, de RRHH, entre otros, como una forma de ordenar en grandes bloques la información publicada. Dependiendo de la empresa, esta práctica puede ayudar, pero hay que tener en cuenta ciertos riesgos, por ejemplo: las secciones “igualan”, no nos permiten jerarquizar, y lo que coloquemos en una sección parecerá tener el mismo peso específico de lo que coloquemos en otra; la identificación de estas secciones nos obligará a publicar siempre algo en cada una de ellas, cuando puede suceder que no en todas tengamos siempre algo relevante que contar. Las secciones pueden ser una solución o un condicionante, por eso hay que evaluarlo bien en cada caso.

 

Tipo de mensajes para este medio

Hay que tener en cuenta que la cartelera física no es un canal de comunicación masivo, ni tampoco interpersonal. Resulta ideal para reforzar mensajes de tipo informativo –que no requieran de mayor interpretación- y que ya fueron comunicados a través de otros canales. Posibles contenidos para este medio serían: actividades realizadas por la empresa (o su debida convocatoria a colaboradores), logros y reconocimientos, campañas comerciales, llamados laborales, beneficios para empleados, entre otros.

La cartelera digital, por otro lado, tiene como bondad la posibilidad de compartir contenidos multimedia con un gran atractivo visual y estético; esto lo convierte en un canal sumamente dinámico.Carteleras y Diarios Murales-des-01

 

Diarios murales

Al ser un medio exclusivamente visual, la estética y diseño de las carteleras físicas cobran una importancia significativa. No basta con imprimir el comunicado enviado por e-mail y colocarlo en la cartelera. Cada medio requiere de un lenguaje y diseño pensado especialmente para ese canal. A partir de esta preocupación, surgen los Diarios Murales, una pieza de comunicación pensada para que funcione como cartelera.

Pensado con el criterio de la tapa de un diario, con las noticias principales, jerarquizadas visualmente según su importancia, con un diseño atractivo y una edición que permite contar la noticia a través de una serie de elementos compositivos (título, bajada, volanta, imagen, epígrafe) que agilizan la lectura, el Diario Mural es una solución muy efectiva para un medio tradicional como la cartelera que suele estar “oxidado” en la mayoría de las empresas.

Según el Diagnóstico CI 2013, las carteleras ocupan el segundo lugar en el ranking de disponibilidad en las empresas, con un 74,6%.

La gran utilidad de este medio es su fácil gestión. Alcanza con diseñar uno e imprimirlo las veces que sea necesario para colgar en cada oficina, sucursal o espacio común. Intenta evitar la engorrosa tarea de tener que actualizar una por una las carteleras con comunicados, papeles y folletos. De esta forma, nos aseguramos que todas las carteleras en la empresa contengan la misma información y “luzcan” de la misma forma.

 

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *