Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
En Foco

¿Cómo comunicar 2.0 sin lo digital?

Publicado el 01 de diciembre de 2010

 Aún hay gente que se comunica sin acceso a la red: cómo llegarles desde C.I. sin morir en el intento.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

¿Crece internet y la era 2.0? Sí. ¿Se viene la 3.0? Sí, pero hay aún muchos colaboradores que se comunican y trabajan sin acceso a La red de redes. En esta nota tomamos postura por una comunicación situada en “el medio” del con-sin digital. Un debate de dos caras que no tiene epílogo, sino distintas páginas de accesibilidad.

 

Ser o no ser digital

Para todos los que trabajamos en comunicación, las tecnologías 2.0 y las posibilidades del acceso digital (software libre, blogs, las redes sociales y todos los “blás 2.0”) se volvieron bonita melodía sonando en la radio corporativa y, algunas otras veces, un ruido que pesa si no sabemos operarlas con acierto.

Y es que sí, en todas las disciplinas científicas y culturales estamos asistiendo a una nueva función del “todo vuelto digital y colaborativo” que nos obliga a conducir hacia allí sin preguntar qué pasa “si no vamos”.

Los otros días, trabajando en una de las plantas de uno de nuestros clientes, nos quedamos durante más de 45 minutos mirando al grupo de operarios en una de las líneas de producción. Unos apilaban recipientes, los otros los llenaban de producto. Y así alternaban apila, llena, apila, llena como una melodía industrial que terminaba al mediodía con el cambio de turno. Y pensamos en los blogs y en las redes sociales: Esas personas no tenían en todo el día acceso a redes, ni sociales ni de las otras, y ni hablar a la internet 2.0.

 

¿Nuestro abanico de soluciones?

Promover las ventajas de la era digital en un mundo que –en ciertos sectores– aún se comunica sin bits ni bites. Y apropiarnos de las ventajas de las redes colaborativas, adaptadas a una versión folleto, poster, video o revista.
Algunos ejemplos:

  • Sistema de votación en donde el personal expresa “me gusta” o “no” a través de stickers.
  • Sistema de boletas impresas donde la gente “postea” su opinión sobre diversos aspectos. * Buzón de sugerencias.
  • Proyección de video en planta con posibilidad de debate al finalizar.
  • Propuestas grupales e individuales de notas para la revista.
  • Encuestas personalizadas.

Y es que la gente de las plantas y fábricas aún –y por lo visto por largo tiempo más– se comunica, comparte y conecta con la cultura de la compañía a través de la revista que hojea en el colectivo, de la cartelera del vestuario o del vía pública del comedor. Revistas, carteleras, ambientación de planta aún son tan funcionales a la estrategia, ya que pueden ayudar a la creación de la ya afamada cultura 2.0.

Si hubiera una moraleja sería que: creemos en la siempre vigente cultura de lo “impreso” caminando de la mano del poderoso mundo digital y, que en este gran mientras tanto, seamos efectivos comunicadores a ambas orillas del mismo océano.

Del papel al digital

¿Qué sucede cuando hay una cultura muy arraigada con el papel que migra a lo digital? El house organ en su versión flip digital es un sistema mediante el cual se monta la revista con lectura dinámica en un server de intranet. O los kioscos digitales en planta, que son tótems –idem cajeros automáticos– con un monitor accesible a la intranet para el personal sin PC.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Una respuesta a “¿Cómo comunicar 2.0 sin lo digital?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *