Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
Tendencias

Las mascotas llegan a la oficina

Publicado el 12 de junio de 2017

 Ver para creer: algunas empresas ya empiezan a crear e impulsar acciones con perros. Más allá de lo poco convencional, estas propuestas también promueven la buena comunicación, el trabajo en equipo y el liderazgo.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

“El perro es el mejor amigo del hombre”, reza una famosa frase. A esta altura ya no quedan dudas. Se conocen un sinnúmero de historias de estos leales animales dando muestras de cariño a sus amos, y hasta poniendo en riesgo su propia vida para rescatar a alguna persona en peligro.

Si tanto es el apego entre perros y humanos, ¿por qué no considerarlos parte de acciones de trabajo en equipo, liderazgo y comunicación? Al igual que los seres humanos, los animales tienen una serie de

habilidades que, con el liderazgo adecuado, pueden potenciarse y ponerse al servicio de los equipos de trabajo. “Efecto animal” es una propuesta novedosa que trabaja sobre estos y otros temas mediante el trabajo con perros altamente entrenados.

Algunas empresas ya implementaron esta acción a medida, en la cual los colaboradores profundizan sobre sus estructuras de pensamiento y su consiguiente forma de interpretar y actuar, impactando en una mejora en el establecimiento de sus vínculos.

Qué temas se trabajan:

  • Capacidad de trabajo en equipo para lograr metas en común.
  • Trabajo colaborativo con miras a un objetivo compartido.
  • Compromiso con los objetivos de la empresa.
  • Autoconocimiento de las propias capacidades, habilidades y limitaciones.
  • Fortalecimiento de vínculos sustentables.
  • Manejo de conflictos, negociando y generando consensos.

Es importante señalar que en general participan no más de cuatro perros y siempre están bajo la custodia y la atenta mirada de tres adiestradores. Sobre el final de la dinámica se intercambian percepciones sobre lo observado en los animales y su comportamiento, en función a la interacción con los participantes para luego conectarlos con las temáticas trabajadas.

Los participantes se llevan no solo un elemento de aprendizaje para su desarrollo profesional, sino que también los involucra en lo personal. A través de una actividad relativamente corta, en un ambiente de respeto y responsabilidad, viven una experiencia transformadora de alto impacto, favoreciendo su madurez intelectual y emocional, además del desarrollo de su potencial como individuo y como parte de un grupo humano con objetivos y logros en común.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Los comentarios están cerrados.