Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
En Foco

Medir, una sana costumbre

Publicado el 24 de Febrero de 2014

 Conocer las opiniones de los colaboradores de una empresa, en relación a la eficacia de las herramientas de comunicación, es un factor clave para mejorar y fortalecer la gestión de CI. Claves para capitalizar las herramientas para medir y no fallar en el intento.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Por Julieta Arroquy

Para que la comunicación sea eficaz, el mensaje no sólo tiene que llegar a destino sino también debe ser comprendido con claridad, es decir, con el sentido con el que fue emitido.  Aunque la eficacia de la recepción del mensaje depende de muchos factores.

La medición en Comunicación Interna-01-06En materia de Comunicación Interna, las empresas generan una gran cantidad de mensajes a través de diferentes soportes. En la mayoría de los casos, los emisores los conciben y desarrollan sin saber a ciencia cierta si son realmente leídos, comprendidos y procesados. Para ello,  es de suma importancia sumar “ciencia” al tema: la metodología, es decir, medir, conocer y analizar las opiniones de los colaboradores en relación a la efectividad de dichas herramientas. Un diagnóstico correcto de CI a tiempo puede economizar recursos, fortalecer el sentido de pertenencia y mejorar, notablemente, la dirección de las acciones de comunicación.

 

Es el momento de la profesionalización

En el perfeccionamiento de la gestión de Comunicación Interna, la medición e investigación de la opinión de los colaboradores resulta vital para conocer las expectativas y necesidades del equipo de trabajo. Esto nos permite orientar programas tendientes a incrementar la motivación en el ámbito laboral, para generar un discurso que pueda ser comprendido por los distintos colaboradores y para mejorar las relaciones dentro de la empresa.

Escuchar está en la base de una correcta gestión de CI. Como sucede en forma natural, el referente de CI suele comenzar midiendo informalmente, escuchando a cada uno de los colaboradores, o sirviéndose de herramientas ajenas, como la encuesta de clima. Pero es cuando profesionaliza su medición, incorpora indicadores propios y se apoya en especialistas en investigación social y de mercado que logra ordenar y decodificar lo que los colaboradores de la empresa están pidiendo y las necesidades que necesitan mayor atención.

Los especialistas en mediciones generan la información necesaria para que el responsable de CI pueda proyectar mejor su planeamiento estratégico y afinar su táctica de comunicación diaria.

Los instrumentos de medición nos permiten identificar qué estamos haciendo bien (para fortalecer esas acciones) y qué estamos haciendo mal (para realizar los ajustes necesarios), desde una mirada objetiva.

 

Dependiendo de las necesidades  de cada compañía, los objetivos generales de un diagnóstico podrían ser tres:

  1. Medir y opinar sobre la contribución de Comunicación Interna a la Dirección  y a las diferentes áreas.

  2. Valorar y calificar la eficacia del plan de comunicación interna actual, que debe involucrar a una amplia red de colaboradores, directivos y mandos.

  3. Hacer propuestas de mejora.

 

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Una respuesta a “Medir, una sana costumbre”

  1. Anahi dice:

    Julieta, estas tres consignas las incluirías en una encuesta o que otro canal para obtener feedback?
    La medición es como el cuarto oscuro, no sabemos ni por donde entrar y hasta nos da un poco de miedo, pero hay que hacerlo incluso para que se entienda nuestro valor cuantificado…
    Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *