Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
En Foco

Motivación y cambio en las organizaciones

Publicado el 18 de Junio de 2015

 ¿Cómo motivar a los colaboradores durante una gestión de cambio? Esa es la pregunta. La respuesta no es una receta prefabricada. Pero sí hay algunas consideraciones que compartiremos con quien tenga a bien dedicar tiempo a estas líneas.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Motivación y reconocimiento Por: Pamela Astudillo (*)

Cada empresa es un sistema organizacional sin igual, constituida por personas únicas que transitan el momento exacto que les toca vivir, instante irrepetible. Tal vez por eso haga tanto sentido la consultoría para estos menesteres, de lo contrario bastaría con un manual para seguir instrucciones y proceder. En fin. No hay receta.

 

Distinguir entre cambio y transformación

Cuando se hace referencia a la gestión de cambio, el punto de partida es un evento del contexto de la empresa. Una nueva tecnología, por ejemplo, o una nueva política de atención al cliente que “se baja” a toda la organización.

Se cambia una tecnología por otra. Sin embargo, la adecuación de los quehaceres de la organización en virtud de este cambio, no es otro cambio, es una transformación, en tanto son seres humanos los que se adecúan.

La instalación de una nueva máquina en una línea de producción es un proceso mecánico, la adecuación de los colaboradores a esta nueva máquina es un proceso humano. Entendemos que máquina y humano no operan de la misma manera y sobre esa naturaleza se sugiere planificar la gestión y sus correspondientes acciones en materia de Comunicaciones Internas.

 

La instrucción no es amiga del compromiso

Exigir un cambio a los colaboradores es una pretensión que desencadena una dinámica relacional instrucción-obediencia. Se observa, en ocasiones, el deseo de “hacerles entender” de una día para otro cómo hacerlo, como si esa nueva manera de hacer o de convivir con esa nueva tecnología fuera para todos por igual y, en rigor, no lo es.

Puede ser que el colaborador siga en principio una instrucción, pero apenas está comenzando a descubrir cómo será su transformación de la cual, muy pocas veces, da cuenta a sus superiores, quienes se concentran en exclusiva en dar instrucciones. Y las instrucciones no son amigas del compromiso.

 

Motivación y reconocimiento

Escuchar al otro en su proceso consciente de transformación frente al cambio, no solo le dará valor al know how de la empresa y sus quehaceres, también comprometerá al colaborador.

Ahora bien, si al colaborador se le otorga reconocimiento por compartir de manera consciente el proceso de transformación y consecuente adecuación a una nueva tecnología, entonces, tendremos un colaborador motivado.

Que toda acción en CI -al servicio de la gestión del cambio- considere lo anterior, luce como una impronta que nos aleja de caminos erráticos, estresantes y agotadores.

 

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *