Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
Mejores Prácticas

Un beneficio para cada momento

Publicado el 12 de junio de 2017

 Philip Morris lanzó una campaña para devolverle a los beneficios lo que realmente reflejan: una preocupación auténtica por ver felices a sus colaboradores, a lo largo de su vida.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Philip Morris cuenta con un Programa de Beneficios atractivo que representa parte de la propuesta de valor que la compañía ofrece a sus colaboradores. Sin embargo, existía una valoración un tanto desdibujada y una escasa dimensión de la propuesta integral: no se percibía que cada beneficio había sido pensado para acompañar a los colaboradores en distintas etapas de su vida.

Por eso, decidimos desarrollar, con la ayuda de BW, una campaña de Comunicación Interna para relanzar esa propuesta de valor que redescubriera un beneficio de la empresa en cada instante de la vida. Para lograr una rápida identificación, creamos primero un sello/claim que englobara todos los beneficios. Lo llamamos Somos Parte de cada momento.

Después, para ordenar todos los beneficios por temáticas y para que la gente considerara los esfuerzos de la compañía, pensamos en declinaciones que los incluyeran y que, a su vez, permitieran una fácil identificación y recuerdo en los colaboradores.

Creamos, por ejemplo, #SoyMamá para contar beneficios de Philip Morris que acompañan a las madres en esa etapa tan importante de sus vidas. (Pero no nos olvidamos de los hombres: también creamos #SoyPapá). Además, #SoyFlexible, para comunicar beneficios como Home Office y horarios flexibles, o #SoySaludable, que incluye beneficios como Obra Social, servicio médico y reintegro por medicamentos.

La pieza principal de esta campaña fue un video animado que, con una estética divertida y amigable, mostraba a personajes de distintas edades usando los distintos beneficios. El resto de las piezas estuvo alineada a la estética de ese video. Además, se ajustó el lay-out de JAM para acompañar la campaña.

El equipo de RRHH tuvo un rol protagónico: antes de su lanzamiento, escucharon de qué se trataba la campaña, cómo se desarrollaría, sus objetivos y la importancia de tenerlos como referentes para impulsarla. De esta manera, cerca de 90 personas del área “se pusieron la camiseta”. Durante una semana, llevaron puestas remeras con mensajes de la campaña, para generar expectativa sobre la comunicación que se venía.

Con esta campaña, pudimos contribuir a que los colaboradores no sólo dimensionen la propuesta de valor, sino también sientan que los acompañamos en cada momento importante de su vida.

Compartí este artículo en las redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Los comentarios están cerrados.